viernes, 31 de diciembre de 2010

La estrella del año


Referente del deporte femenino, la rosarina Luciana Aymar fue la figura del año deportivo por sus logros, campeona mundial en su Rosario y mejor del planeta.


Por Fernando Pecorelle




"Cuando era chica, iba por la calle con el palo de hockey y la gente me paraba para preguntarme a qué deporte jugaba", recuerda Luciana Aymar.

"Lucha" no sabía en ese entonces que ese instrumento la iba a convertir por siete años consecutivos en la mejor jugadora del mundo. En ese entonces, nadie sabía tampoco que por ella, muchas chicas querrían ser.

Ser como Luciana Aymar, es quizá su mayor logro. Incluso tal vez más que sus dos consagraciones en mundiales, sus cuatro campeonatos de Champions Trophy, su flamante Olimpia de Oro y sus incontables medallas de podio en las diferentes competiciones que el mundo del hockey puede ofrecer. Porque que diferentes generaciones de personas quieran ser como, es el desafío más grande que una personalidad, en este caso un deportista, puedan enfrentar. Luciana ya lo logró.

La estrella comenzó a brillar en Rosario, allá por 1977. Tenía 7 años cuando se inició en el Club Atlético Fisherton de esa ciudad santafecina, luego pasó al Jockey Club y de allí, su primer contacto con la Selección. Ganó todo, y más. Lo hizo todo, y más también. Sólo una cosa le ha quedado pendiente pero no inconclusa, porque en 2012 seguramente estará en Londres para buscar una medalla olímpica de oro. Hacer un repaso de su historia deportiva resultaría muy pragmático, versado. Luciana Aymar ha trascendido incluso la grandeza de su paso por el deporte, de los premios, de los reconocimientos; se ha transformado en una de las atletas más importantes del deporte argentino en toda su historia. Y ha marcado una tendencia. Verla jugar asombra. Verla correr estremece, verla gritar con la camiseta argentina invade todo el cuerpo. Ella es "Lucha", "La Maga", "El Diego del Hockey", "Luchita". Ella ya es leyenda.Justificar a ambos lados

domingo, 28 de noviembre de 2010

Grito de campeón


El arrecifeño de 20 años se impuso en la última carrera del año, en el autódromo Oscar y Juan Gálvez. La competencia fue vibrante y tuvo un duelo directo hasta el cierre con Werner, de Ford, otro que estaba obligado a ganar para ser campeón.


Por Fernando Pecorelle


Agustín Canapino se consagró campeón del TC, tras imponerse en la última carrera del año que se disputó en el autódromo Oscar y Juan Gálvez. El piloto de Chevrolet lideró de inicio a fin una competencia vibrante, que mantuvo el suspenso hasta el cierre en su lucha con Mariano Werner.

Ambos necesitaban el triunfo para quedarse con el título: el de Ford fue uno de los animadores en la primera serie, mientras que el arrecifeño de 20 años consiguió en la segunda el lugar de privilegio para la largada. En la tercera tanda se destacó el mal rendimiento de Gabriel Ponce de León.

La final tuvo 11 aspirantes, aunque cada uno en una condición diferente. Eran: Canapino, Norberto Fontana, Werner, Matías Rossi, Lionel Ugalde, Emanuel Moriatis, Diego Aventín, Jonathan Castellano, Juan Marcos Angelini, Mariano Altuna y Ponce de León.

El escolta largó quinto y quedó a tiro del líder en la tercera vuelta, desde donde se generó una lucha directa que se prolongó hasta el cierre. Una guerra de estrategias, con la obligación de ganar -por reglamento- y en la que Ford atacó con todo y Chevrolet fue el que finalmente festejó.

Maestro suizo


El suizo conquistó su quinto título en la competencia que cierra la temporada, tras superar al español por 6-3, 3-6 y 6-1. Así alcanzó al checo Lendl y al estadounidense Sampras. El ibérico no pudo lograr el único trofeo grande que le falta.


Por Fernando Pecorelle

Roger Federer (2º en el ranking ATP) se consagró campeón del Masters de Londres, tras imponerse en la final a Rafael Nadal (1º) por 6-3. 3-6 y 6-1. El certamen que reunió a los ocho mejores tenistas del año, y que se disputó en Londres sobre superficie dura, repartió 2.227.500 euros en premios.

El suizo consiguió su quinto título de maestro (2003, 2004, 2006 y 2007) en poco más de una hora y media de juego. De esta manera, alcanzó al checo Ivan Lendl y al estadounidense Pete Sampras como máximo ganador de la competencia que cierra la temporada de tenis.

El trofeo logrado por Federer fue el 66º de su carrera y el quinto en 2010, luego de los obtenidos en el Abierto de Australia, Cincinnati, Estocolmo y Basilea. Esta vez no tuvo que sufrir tanto como en otras oportunidades frente al español, más allá de haber tenido que llegar a un tercer set.

Justamente, Nadal se quedó con las ganas de festejar el único título grande que le falta. El ibérico conquistó nueve Grand Slam y también se quedó con el oro olímpico en Beijing 2008, en lo que son algunas de las 33 consagraciones -entre ellas, 18 Masters 1000- que tiene hasta el momento.

domingo, 21 de noviembre de 2010

El Comodoro Canapino


A bordo de su Mercedes, se impuso en la final de la categoría disputada en el trazado chubutense, seguido por Pechito López (Mondeo) y De Benedictis (Mercedes).


Por Fernando Pecorelle

Agustín Canapino (Mercedes) se adjudicó este domingo la final del Top Race V6, segunda carrera de la Etapa Primavera, llevada a cabo en el autódromo General San Martín de Comodoro Rivadavia, Chubut.

El arrecifeño, ganador además del Sprint y la Clasificación, dominó de punta a punta una competencia donde el cordobés José María López (Mondeo) lo corrió siempre de atrás seguido por Juan Bautista De Benedictis (Mercedes). Así fue que el podio ocuparon el segundo y tercer lugar, respectivamente.

Norberto Fontana, Gonzalo Perlo, Marcos Di Palma, Sergio Alaux, Emiliano Spataro, Guido Falaschi y Gabriel Furlán completaron los diez primeros lugares. La próxima competencia del TRV6, la tercera de la Etapa Primavera, se desarrollará el próximo 12 de diciembre en el autódromo Ciudad de Paraná.

Un golpe de maravilla


El argentino, campeón de los medianos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), noqueó al estadounidense en el segundo round, en una velada que se realizó en el Boardwalk Hall de Atlantic City.


Por Fernando Pecorelle

Sergio Martínez retuvo el campeonato del mundo de peso mediano del Consejo Mundial de Boxeo al superar en la madrugada de nuestro país a Paul Williams, en una pelea que se realizó en el Boardwalk Hall de Atlantic City y fue revancha de lo que ocurrió el pasado 5 de diciembre, cuando el estadounidense se quedó de manera polémica con el triunfo.

En esta oportunidad no hubo ningún tipo de discusión en el fallo, ya que Maravilla, de 35 años, se quedó con la victoria al derribar en el segundo asalto a su rival. Cuando se llevaba sólo 1:10 minuto del round, el argentino mandó a la lona a Williams con un poderoso gancho de izquierda a la mandíbula.

Martínez reconoció que después de cómo le había entrado a Williams en el cierre del primer asalto, cuando le colocó varias combinaciones a la cara y al cuerpo para llevarlo contra las cuerdas, estaba convencido que iba a tener más oportunidades y sólo era cuestión de esperar sus errores.

"No me equivoqué. En el segundo se vino hacia mí con la guardia baja, demasiado abierta y con todo el espacio para que le colocase mi gancho de izquierda, que lo dejó sin capacidad de reacción", explicó el campeón. Por su parte, Williams admitió que "me alcanzó con un golpe, que no vi por donde me llegó a la mandíbula. Estoy bien, fue un golpe solitario el que hizo la diferencia y me costó la derrota".

Aunque Maravilla puede aspirar a conseguir un combate millonario contra figuras como Pacquiao o Mayweather Jr., también tendrá la posibilidad de hacer una tercera contra Williams, que generará una gran expectación después de los sucedido en la primera revancha. "Lo que tengo que hacer es seguir trabajando, cuidándome como profesional y veremos a ver qué es lo que sucede", señaló Martínez. Y concluyó: "He trabajado muy duro hasta llegar donde estoy y ahora es el momento de hacerlo todavía mejor".

Foto: www.daylife.com/Reuters

sábado, 20 de noviembre de 2010

Derrotados en Francia


El seleccionado argentino perdió 15-9 con el combinado galo en su segundo test match de la gira por Europa. Los tantos del equipo de Phelan los hizo Contepomi, quien convirtió tres penales. El último compromiso será el domingo que viene contra Irlanda en Dublín.


Por Fernando Pecorelle

El seleccionado argentino de rugby cayó contra su par francés por 15-9 en el Stade de la Mosson, en la ciudad de Montpellier. Fue el segundo test match de la gira por Europa de Los Pumas, que venían de superar a Italia en Verona y el próximo domingo cerrarán ante Irlanda en Dublín.

Los nueve tantos del combinado que conduce Santiago Phelan los marcó Felipe Contepomi, quien convirtió dos penales en la primera parte y uno en el complemento. El local festejó gracias a 12 puntos de Morgan Parra, quien clavó cuatro penales, y tres de Damien Traille, quien anotó un drop.

Fue un partido chato, de bajo vuelo, pero al equipo nacional le sirvió para sumar roce de cara al Mundial de Nueva Zelanda 2011. Con esta derrota, se agrandó la brecha en el historial entre Argentina y Francia, que dominan los galos con 32 victorias, 11 caídas y un empate.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Phelan confirmó a los Pumas


El técnico de Los Pumas anunció los 15 titulares para el encuentro del sábado en Montpellier. La única variante en relación al partido con Italia será la de Albacete por el lesionado Carizza.


Por Fernando Pecorelle

Santiago Phelan, entrenador de Los Pumas, confirmó la alineación para el test match que el seleccionado argentino disputará el sábado, a partir de las 16.45, ante el combinado francés en el Stade de la Mosson, en Montpellier.

El único cambio con respecto al choque con Italia será el de Patricio Albacete, quien se recuperó de una pequeña fractura en el quinto dedo del pie izquierdo, por Manuel Carizza, quien se fracturó el húmero derecho y debió ser operado.

Los Pumas saldrán a la cancha con 1- Rodrigo Roncero; 2- Mario Ledesma; 3- Martín Scelzo; 4-Mariano Galarza; 5- Albacete; 6- Genaro Fessia; 7- Miguel De Achaval; 8- Juan Martín Fernández Lobbe; 9- Nicolás Vergallo; 10- Felipe Contepomi (capitán); 11- Lucas González Amorosino; 12- Santiago Fernández; 13- Gonzalo Tiesi; 14- Gonzalo Camacho; 15- Martín Rodríguez.

Entre los suplentes ingresarán Santiago Guzmán, Julio Farías Cabello y Marcelo Bosch por Juan Figallo, Esteban Lozada y Horacio Agulla. Además, estarán Agustín Creevy, Marcos Ayerza, Alvaro Galindo y Alfredo Lalanne.

El del sábado será el cuadragésimo cuarto encuentro entre Los Pumas y Francia. El historial favorece al seleccionado galo, que suma 31 victorias, mientras que Argentina tiene 11 victorias y sólo se registra una igualdad.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Que lío les hizo


Argentina superó a la Verdeamarela por 1-0, en Qatar, con un golazo de la Pulga en el primer minuto de descuento. Fue el debut oficial de Batista como director técnico confirmado de la Albiceleste, que no le ganaba a su clásico rival desde 2005.


Por Fernando Pecorelle

Argentina derrotó a Brasil por 1-0, en un partido amistoso disputado en Qatar. El conjunto que tuvo el debut oficial de Sergio Batista como director técnico confirmado cortó una racha de cinco años sin triunfos ante su clásico rival, tras la victoria por Eliminatorias Sudamericanas en 2005.

El primer tiempo fue parejo, con el seleccionado que dirige Mano Menezes con una leve superioridad en el manejo de la pelota y un combinado albiceleste rápido para aprovechar los espacios. Ninguno de los dos estuvo claro en la definición y por eso se fueron a los vestuarios sin convertir.

Las más claras del equipo del Checho fueron un remate de zurda de Javier Zanetti que Víctor detuvo sin problemas y un latigazo de Lionel Messi que rozó el ángulo, después de una muy buena acción colectiva. La Pulga tuvo momentos de alto vuelo, pero le faltó compañía para sacar diferencias.

La Verdeamarela inquietó con un bombazo de Dani Alves que reventó el travesaño y un taco de Ronaldinho, de espaldas al arco, que controló Sergio Romero. El mediocampista, que volvió a jugar con la camiseta de su país después de un año y nueve meses, fue la gran atracción de Brasil.

En el complemento las cosas no cambiaron demasiado, aunque no hubo situaciones de riesgo contra los arcos. El reloj se acercaba al final y ambos seleccionados parecían conformarse con el empate hasta que apareció la magia de Messi para romper el molde y decretar el triunfo tan esperado.

La Pulga tomó la pelota cerca de la mitad de la cancha en el primer minuto de descuento y, ahora sí al igual que en Barcelona, avanzó en velocidad de derecha a izquierda. En el medio tocó y recibió la devolución de taco del ingresado Ezequiel Lavezzi y finalmente definió con un toque de zurda.

La victoria ante Brasil, que llegó con una delegación renovada y alternativa, también terminó con el invicto de Menezes (había ganado en sus tres presentaciones y sin recibir goles). En tanto, Argentina venía de caer frente a Japón después de dos triunfos en esta nueva etapa de Batista.


SINTESIS

ARGENTINA 1: Sergio Romero; Javier Zanetti, Nicolás Pareja, Nicolás Burdisso, Gabriel Heinze; Ever Banega, Javier Mascherano, Javier Pastore (ST 24m Andrés D´Alessandro); Lionel Messi, Gonzalo Higuaín (ST Ezequiel Lavezzi) y Ángel Di María.
DT: Sergio Batista.

BRASIL 0: Víctor; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, André Santos; Ramires (ST 40m Jucilei), Lucas, Elías; Ronaldinho (ST 27m Douglas); Robinho y Neymar (ST 31m André Felipe).
DT: Mano Menezes.

GOL: ST 46m Messi (A).

AMONESTADO: Mascherano (A).

CANCHA: Khalifa International Stadium (Qatar).

ARBITRO: Abdala Balideh (Qatar).

Fuente: TyC Sports

domingo, 14 de noviembre de 2010

Joven manos de campeón


El alemán, quien llegó a esta última carrera en el tercer puesto del torneo, ganó en Abu Dhabi y se convirtió en el piloto más joven en conseguir el título. Alonso no pasó del séptimo lugar y Webber apenas llegó octavo.


Por Fernando Pecorelle

Muchos le preguntaron si iba a dejarlo ganar a Mark Webber. Muchos se preguntaron si se había equivocado en no dejarle el primer puesto a su compañero en Interlagos. Sebastian Vettel se tenía confianza pese a que los números no lo ayudaban y, hoy, se convirtió en el nuevo campeón de la Fórmula Uno. El campeón más joven en la historia de la categoría con 23 años y poco más de cuatro meses.

Vettel llegó a la última carrera en Abu Dhabi tercero en el certamen y 18 puntos debajo de Fernando Alonso. Entre ellos estaba Webber, quien se ubicaba a ocho unidades del español. Y al alemán, sin querer, lo terminó beneficiando un compatriota, nada menos que Mika Schumacher. ¿Por qué?

Vettel partió bien desde la pole y dejó atrás a Lewis Hamilton (tenía mínimas chances de título). Jenson Button le arrebató el tercer lugar a Alonso, quien con el cuarto puesto en la primera curva era campeón. Encima, Webber era quinto y su auto no tenía el potencial para superarlo. En condiciones normales, el asturiano iba a consagrarse. Sin embargo, todo cambió metros después, debido a que Schumacher hizo un trompo, se lo llevó por delante Vitantonio Liuzzi y salió el Auto de Seguridad.

La carrera se reanudó después de cinco giros. Webber paró en la duodécima vuelta y Alonso lo hizo en la 16. Salió por delante de su rival, hasta ahí la estrategia funcionaba, pero por detrás de autos que ya habían parado cuando salió el Safety Card y, otros, que con los neumáticos duros estiraron la entrada a boxes hasta el final.

Alonso se complicó con el tránsito y los pocos lugares de sobrepaso del circuito. Desde su salida en boxes giró por detrás de Vitaly Petrov, quien nunca se equivocó con su Renault y el español sabía que solamente dependía de Vettel. Lo mismo, un escalón atrás del hombre de Ferrari, sabía Webber.

Vettel, esta vez, hizo una carrera perfecta y logró su quinta victoria en la temporada, que no fue una más. Fue la que le permitió meterse de lleno en la historia de la Fórmula Uno. Hamilton y Button tuvieron el honor de compartir el podio con el campeón, mientras que Alonso y Webber terminaron séptimo y octavo, respectivamente.

El talentoso piloto alemán finalizó el campeonato con 256 puntos, Alonso se quedó en los 252, Webber acumuló 242 y Hamilton fue cuarto con 240 unidades. Red Bull, por su parte, ya se había coronado en Brasil como la mejor escudería.

sábado, 23 de octubre de 2010

SIC el conquistador


El Zanjero venció por 30-22 a La Plata como visitante en la final del Top 14, se consagró campeón luego de seis años de sequía y cosechó su 24° título. Por su parte, el Canario se quedó en las puertas de la gloria y no pudo repetir el festejo de 1995.


Por Fernando Pecorelle


San Isidro Club derrotó como visitante por 30-22 a La Plata en la definición del Top 14 de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA), sumó su 24° título y rompió una sequía de seis años. De esta manera, culminó la hegemonía de Hindú Club, que se había quedado en las últimas cuatro ediciones del certamen.

En la gran final del campeonato, se encontraron dos equipos con estilos e historias diferentes. Por un lado, la jerarquía ofensiva y la historia de SIC, que había derrotado a Belgrano en las semifinales. Por el otro, la rebeldía saludable de La Plata, que dio la sorpresiva al eliminar al campeón reinante. La mayor experiencia del elenco de San Isidro fue un factor clave que desequilibró el encuentro. El empuje platense del final sólo sirvió para maquillar la derrota.

Los tantos de SIC llegaron mediante tres penales de Benjamín Madero y los tries de Javier Ortega, José López Mañán y Francisco Piccini (éstos dos últimos convertidos por Madero). En tanto, La Plata sumó con los tries de Pedro Mercerat y Augusto Ramos, en dos ocasiones. Además, Esteban Durante aportó un penal y dos conversiones.

El equipo más ganador desde el origen de la competencia es CASI, con 32 trofeos, y atrás lo sigue desde lejos el SIC, su histórico rival, con 24. En tanto, La Plata se quedó con las ganas de repetir el festejo de 1995, cuando obtuvo su único título.

lunes, 11 de octubre de 2010

Mais grande do mundo


Jugaron en la primera fase y el último partido del Mundial. Sin embargo, el que rió último rió mejor. Brasil se vengó de la derrota en el debut del Mundial ante Cuba y le ganó la final por 3 a 0, con parciales de 25-22, 25-14 y 25-22, en un partido que dominó de punta a punta ante un errático rival. Vissotto fue el máximo anotador con 19 puntos. Serbia le ganó por 3 a 1 a Italia y se subió al podio.


Por Fernando Pecorelle


Brasil comenzó el partido muy contundente y sacando provecho de un Cuba tensionado. Así, lastimando con el saque de Vissotto y Dante y con ambos jugadores también aportando en bloqueo, los sudamericanos se escaparon por 9-3. Los cubanos, por su parte, sólo encontraron efectividad en Simón y continuaron sin poder soltarse en su juego (16-10). No obstante, en la segunda mitad de este parcial, poco a poco el equipo dirigido por Samuels fue creciendo en su nivel, León y Leal estuvieron más participativos y así empezaron a descontar (17-20). Incluso, un ace de Hernández dejó a Cuba a sólo un punto (19-21), pero en el cierre, Brasil se vio beneficiado por tres fallas rivales —dos de saque- y finalmente lo resolvió por 25-22 tras un ataque de Theo.

El segundo parcial nada tuvo que ver con el que se esperaba para una final. Al igual que en el set anterior, Brasil llegó arriba al primer tiempo técnico por 8-3 frente a un Cuba con muchos problemas en recepción que complicaron el trabajo en ataque. Con el correr del set, los dirigidos por Bernardinho mejoraron la diferencia con un nivel más sólido y haciendo pesar la experiencia ante el juvenil equipo cubano que no podía meterse en partido. Un bloqueo de Dante le dio el set ball y una contra de Vissotto selló el contundente 25-14 de Brasil. A esta altura, Cuba acumulaba 20 errores entre los dos sets jugados.

El tercer capítulo fue el más parejo de la final. Cuba pasó a tener a León como opuesto y el más chico de todo el Mundial respondió con un nivel aceptable. Por primera vez, sacó ventaja en el marcador pero duró hasta el 5-3, ya que allí Brasil aprovechó otro pasaje de dudas para darlo vuelta por 6-5. Cuba logró mantener la paridad en el marcador pero, más tarde, sufrió lo que fue una constante: una jugada con problemas en la recepción que capitalizó Brasil y, enseguida, dos errores cubanos que dejaron a los campeones mundiales con ventaja de 16-12. Vissotto siguió implacable en ataque y convirtió todo lo que pegó en punto para el 20-15. Aunque los caribeños insinuaron una recuperación con Simón desde el servicio cuando quedó 18-20, rápidamente Brasil se despegó con mayor presencia en bloqueo y contra. Hernández puso en aprietos con su saque, pero finalmente Vissotto anotó el 25-22 para el tercer título mundial consecutivo de los brasileros.

Los equipos:
Cuba: Hierrezuelo (2), Hernández (6), Simón (6), Camejo (3), León (15), Leal (9). Líbero: Gutiérrez. DT: Orlando Samuels. Ingresó: Díaz (1), Cepeda, Bell (2).

Brasil: Bruno (3), Vissotto Neves (19), Lucas (6), Rodrigao (5), Murilo (6), Dante (8). Líbero: Mario Jr. DT: Bernardinho. Ingresaron: Marlon, Theo (1).


Posiciones Finales:
1º Brasil
2º Cuba
3º Serbia
4º Italia
5º Rusia
6º EE.UU.
7º Bulgaria
8º Alemania
9º ARGENTINA
10º Rep. Checa
11º Francia
12º España

Premios individuales:
MVP: Murilo Endres (Brasil)
Anotador: Ibán Pérez (España)
Atacante: Maxim Mikhaylov (Rusia)
Bloqueador: Robertlandy Simón (Cuba)
Sacador: Clayton Stanley (Estados Unidos)
Defensor: Ferdinand Tille (Alemania)
Armador: Nikola Grbic (Serbia)
Receptor: Peter Platenik (Rep. Checa)
Líbero: Ferdinand Tille (Alemania)


Fuente: somosvoley

Son de diez


En Florencia, la Selección derrotó a República Checa por 3 a 1, con parciales de 25-22, 18-25, 25-21 y 25-22, para así terminar noveno en el Mundial superando el desempeño de Japón 2006. El equipo dirigido por Javier Weber cerró el torneo con un saldo positivo de seis victorias y tres derrotas.



Por Fernando Pecorelle


Con gran actitud, Argentina se despegó rápidamente en el marcador en el comienzo del primer set con un buen trabajo en defensa y Solé bien en bloqueo (5-1). Sin embargo, República Checa se acomodó en el partido e inclinando su juego con los puntas Popelka y Platenik, acortó distancia hasta quedar a un punto (7-8). Más tarde, la Selección sacó provecho de un pasaje irregular del rival, sobre todo desde el servicio, para despegarse otra vez por 16-11 con Facundo Conte acompañando bien a Solé. Argentina sostuvo ese dominio con un juego más sólido hasta quedar set point por 24-18. Al igual que frente a España, aparecieron la dudas de la Selección para cerrarlo hasta que finalmente Rodrigo Quiroga selló con un ataque el 25-22.

En el inicio del segundo parcial, Argentina contó con un buen arranque de Quiroga y Pereyra, pero hacia el primer tiempo técnico, Checa lo dio vuelta por 8-6 a partir del saque y contraataque. Poco después, la Selección siguió algo imprecisa desde el servicio pero finalmente llegó a igualarlo en 12 tras un bloqueo de Quiroga, de lo mejor de Argentina en este pasaje. No obstante, el opuesto Stokr (siete puntos en el set) comenzó a pesar más para los europeos y a partir del buen trabajo en contraataque, se despegaron por 16-13. De ahí en adelante, el equipo argentino mostró falencias en ataque que el rival no desaprovechó y así mejoró la diferencia a 21-15. Por 25-18, República Checa empató el partido.

El tercer capítulo tuvo un desarrollo muy parejo, Con Pablo Crer de entrada, Argentina llegó arriba al primer y segundo descanso por la mínima diferencia con una mejora en el trabajo de contraataque con respecto al set anterior. Del lado de Checa, otra vez tuvo respuesta en sus puntas Popelka y Platenik y lo igualó en 15 tras una leve desventaja. Por su parte, en la Selección, Pereyra y Conte fueron los más buscados por De Cecco. Luego del segundo tiempo técnico, los de Europa pasaron al frente por 17-16, pero enseguida Argentina sumó con la contra después de un buen rato y eso, sumado a una falla rival, dejó a la Selección arriba por 20-18. Rodrigo Quiroga (seis puntos en el set) resultó importante en este periodo del set para que el conjunto nacional lo resuelva por 25-21 tras un bloqueo de Crer.

En el inicio del cuarto set, Argentina llegó arriba al primer tiempo técnico por 8-5 con un buen nivel en defensa y contraataque y buenas apariciones de los centrales rosarinos Sole y, sobre todo, Crer. Checa logró empatarlo en 10 con la presión desde el saque de Stokr y bien Popelka en ataque. Rápidamente, Conte le volvió a dar ventaja de dos a la Selección y, a partir de allí, Argentina logró mantener esa ventaja hasta el segundo descanso con un gran rendimiento en la rotación (16-14). Más tarde, los dirigidos por Weber mejoraron la diferencia a 20-15 con Pereyra aportando en la contra, pero también Checa ayudando con algunos errores. Parecía que el rival apretaba cando se acercó con el bloqueo y contra, pero Pereyra rotó en dos momentos clave para el 23-21 y finalmente, por 25-22, la Selección se despidió del Mundial con una sonrisa.

Los equipos:
Argentina: Luciano De Cecco, Federico Pereyra, Sebastián Solé, Martín Blanco Costa, Facundo Conte, Rodrigo Quiroga. Líbero: Alexis González. DT: Javier Weber. Ingresó: Pablo Crer

República Checa: Lukas Tichacek, Jan Stokr, Petr Konecny, Jakub Vesely, Jiri Popelka, Peter Platenik. Líbero: Martin Krystof. DT: Jan Svoboda. Ingresaron: Ondrej Hudecek, Ales Holubec, Jiri Bence.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Objetivo incumplido


El equipo dirigido por Weber perdió en sets corridos con parciales de 25-22, 25-17 y 25-15. De esta manera, no podrá llegar a la meta planteada de estar entre los ocho mejores y el viernes jugará ante España por el noveno lugar. Su rival luchará por el quinto puesto, mientras que Serbia se metió en semifinales.


Por Fernando Pecorelle


Argentina perdió ante Rusia en sets corridos y no pudo cumplir el objetivo de terminar el Mundial de Italia entre los ocho mejores. El combinado que dirige Javier Weber, que deberá conformarse con luchar por el noveno lugar, fue superado con parciales de 25-22, 25-17 y 15-15.

El primer set comenzó con una paridad que duró muy poco, ya que el rival sacó una diferencia importante en el marcador producto de una buena efectividad en ataque y errores del combinado nacional. La reacción de la Albiceleste no fue suficiente y la caída por 25-22 al menos fue decorosa.

El golpe se sintió y en el segundo juego, más allá de haber estado a la par en el resultado durante la primera mitad, Rusia se escapó en la recta final y dejó sin chances a la Argentina. El 25-17 fue un nuevo baldazo de agua fría para las aspiraciones de los dirigidos por Weber.

El partido ya estaba demasiado complicado en ese entonces y la historia parecía sentenciada. La cuestión anímica comenzó a jugar encuentro aparte y el claro 25-15 con el que se cerró el último parcial dejó en claro la diferencia que hubo entre un equipo y otro en todo momento.

El mejor jugador de la Argentina, que tuvo muchos errores no forzados, fue Facundo Conte (10 puntos) y también se destacó Federico Pereyra (nueve). En Rusia, que sacó mucha ventaja con su altura y tuvo una gran efectividad en bloqueos, brillaron Dmitry Muserskiy y Maxim Mikhaylov (ambos con 13).

El próximo compromiso para la Albiceleste será el viernes, a las 12, ante España y en caso de ganar seguirá con chances de alcanzar el noveno puesto. En tanto, los verdugos de este mediodía lucharán por el quinto lugar y Serbia ya se había clasificado ayer a las semifinales del certamen.

domingo, 3 de octubre de 2010

SIC un relojito suizo


El SIC tuvo una tarde perfecta en San Isidro. Jugando bien, superó al CASI por 38-12, sacó punto bonus y clasificó directo a las semifinales del Top 14 de la URBA.


Por Fernando Pecorelle



Más allá de la actualidad de ambos clubes, el superclásico entre CASI y SIC siempre es un partido aparte y en su edición 2010 no fue la excepción.

El CASI necesitaba un triunfo sobre su eterno rival para terminar de la mejor manera un Top 14 para el olvido. La realidad del SIC, sin embargo, era completamente distinta. Con el pase a los Playoffs asegurado, el equipo de Boulogne buscaba meterse entre los dos primeros para pasar directamente a semifinales. Así, y con la gente alentando desde temprano, el clásico comenzó a vivirse como una verdadera fiesta.

Desde el comienzo ambos equipos demostraron que estaban decididos a quedarse con el triunfo. Llevando a cabo un juego parejo, sin grandes avances de ambos lados de la cancha, el marcador se abrió recién en el minuto 27 cuando Tomás De Vedia se escapó por el lateral derecho y apoyó el primer try del partido.

La Academia se despertó y comenzó a atacar a en sólo tres minutos logró igualar el partido en siete. De pronto, todo lo que no había sucedido en el desarrollo del primer tiempo comenzó a verse en los últimos diez minutos. Los espacios se abrieron y esta vez era Marcelo Soiza el que volvía a sumar un try para el SIC que cerró el primer tiempo 14-7 arriba.

El complemento comenzó distinto. Un CASI más quedado y con algunos errores en defensa le permitió a los zanjeros recuperar la confianza para salir en busca de su objetivo: el punto bonus. Los tries no tardaron en llegar. A los siete Tomás Leonardi sumó de a cinco para los de Boulogne y a los 14 fue Santiago Artese el que puso el 24-7 parcial.

Los locales intentaban frenar el avance rival pero el SIC estaba inspiradísimo y aún le faltaba un try para el bonus. Fue Leonardi nuevamente el encargado de apoyar y concretar el punto extra. Pero aún quedaba tiempo para más.

Tras un insistente ataque zanjero, un try penal completó cerró el marcador visitante en 38. El CASI tuvo su última chance de descontar sobre el cierre, con el reloj ya marcando los 40 minutos de la segunda etapa, cuando Ezequiel Vidal apoyó el último try del partido.

El pitazo final desató la fiesta. Jugadores e hinchas, todos juntos se unieron en un grito de desahogo, de festejo y satisfacción por meterse una vez más entre los mejores cuatro de la URBA.

Fuente: Rugbytime

Foto: Romina Biribay


No detiene su marcha


El equipo de Weber ganó por 3-1, con parciales de 25-22, 16-25, 25-14 y 25-19. Consiguió la clasificación en el primer puesto para la tercera ronda, donde están los mejores 12 del certamen que se disputa en Italia y se medirá con Serbia y Rusia.


Por Fernando Pecorelle


La Selección Argentina de voleibol superó a Japón por 3-1, en un partido correspondiente al Grupo M del Mundial que se disputa en Italia, y se clasificó a la tercera ronda. Con parciales de 25-22, 16-25, 25-14 y 25-19, el equipo de Javier Weber se metió entre los mejores 12 del certamen.

El combinado nacional demostró ser más desde el comienzo, con un primer set en el que se recuperó rápido de una desventaja inicial y nunca más soltó el dominio en el resultado. Lo hizo de la mano de Rodrigo Quiroga y Facundo Conte, máximo anotador del encuentro con 19 tantos.

El segundo parcial fue una verdadera pesadilla para los de Weber, que tuvieron seis errores no forzados y no concretaron puntos por bloqueo. Enfrente, Japón tuvo un nivel de alto vuelo y dominó el marcador en todo momento, con una amplia diferencia que terminó en un 25-16 contundente.

El golpe despertó a la Argentina, que fue una verdadera aplanadora en el tercer juego. Con muy buen efectividad en ataque y gracias a los reiterados errores de su rival, la Albiceleste reaccionó y se adelantó nuevamente en el encuentro con un 25-14 que no dio lugar a la discusión.

El cierre del partido no evidenció complicaciones para el seleccionado nacional, que mantuvo una ventaja acortada y constante hasta que se escapó en el tramo final. El 25-19 con el que se decretó un nuevo triunfo volvió a demostrar la jerarquía de este joven equipo que sueña en grande.

En la tercera ronda, Argentina integrará el Grupo P junto a Serbia y Rusia (avanzarán a la siguiente instancia los primeros dos). El debut de los dirigidos por Weber será frente al primeros de los antes mencionados, el lunes a las 12, en un nuevo y duro paso hacia la pelea por el ansiado título.

De punta a punta


El piloto de Lanús, que fue el mejor en los entrenamientos, ayer hizo la pole y esta mañana se quedó con la primera serie, se impuso de punta a punta en el autódromo de Centenario con el Fiat Línea. El podio lo completaron Mariano Werner y Norberto Fontana.


Por Fernando Pecorelle


En el autódromo de Centenario, en la provincia de Neuquén, se desarrolló la novena carrera del Turismo Competición 2000, segunda prueba de la Endurance Series, y la victoria quedó en poder de Emiliano Spataro.

El piloto de Lanús tuvo un gran fin de semana y cada vez que salió a pista evidenció el gran rendimiento del Fiat Línea. Lo había demostrado en los entrenamientos, ayer se quedó con la clasificación, esta mañana ganó la primera serie y, luego, cerró con un triunfo de punta a punta.

En la segunda colocación finalizó Mariano Werner (Toyota Corolla), quien se impuso en la segunda batería, y el podio lo completó Norberto Fontana (Ford Focus). Ellos, más Néstor Girolami (Honda Civic), intentaron seguirle el ritmo a Spataro pero nunca lograron poner en aprietos al ganador. “El auto voló, impresionante como funcionó, al igual que en Santa Fe”, aseguró el Petiso.

Leonel Pernía, pese a no sumar, se mantiene en lo más alto del campeonato con 95 puntos; segundo es Fontana con 92.5, tercero se ubica Spataro con 77 y cuarto es Mariano Altuna con 74. La próxima será en tres semana, en Oberá, Misiones.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Objetivo cumplido


El equipo de Weber perdió por 3-1 (22-25, 27-25, 25-22 y 25-20) contra Estados Unidos, el campeón olímpico, y finalizó en el segundo lugar del Grupo D en el Mundial que se disputa en Italia. Ahora se medirá contra Francia y Japón en el Grupo M.


Por Fernando Pecorelle


Argentina hizo un buen partido, pero perdió contra Estados Unidos por 3-1, con parciales de 22-25, 27-25, 25-22 y 25-20, tras dos horas y 15 minutos de intenso duelo.

Con este resultado, los dirigidos por Javier Weber finalizaron en el segundo lugar del Grupo D, detrás de los campeones olímpicos y por delante de México y Venezuela. De esta forma, el primer objetivo, avanzar a la siguiente ronda, ya está cumplido. En la próxima ronda la Selección se medirá contra Francia -el jueves- y con Japón -el sábado-. Los dos primeros seguirán en carrera por el título.

El combinado nacional tuvo un gran comienzo de juego, rápidamente tomó ventaja de 4-0 y pese a que Estados Unidos lo emparejo, y llegó arriba al segundo tiempo muerto, lo pudo cerrar por 25-22, con un excepcional aporte del bloqueo encabezado por Conte.

En el segundo parcial los norteamericanos levantaron su nivel y Argentina corrió siempre desde abajo, con una desventaja que osciló entre los tres y cuatro puntos. Sin embargo, el equipo de Weber levantó cuatro pelotas para set, emparejó en 24 gracias a la efectividad en el saque de Federico Pereyra, pero lo perdió por 27-25.

El tercer parcial mantuvo la paridad y Argentina entró con ventaja en el tramo decisivo (20-19), pero no pudo aprovecharlo y con varios errores en la recepción cayó por 25-22. Tras ese impacto, la Selección no se pudo recuperar y se despidió en el cuarto con un cómodo 25-20.








domingo, 26 de septiembre de 2010

Arriba las manos


El seleccionado nacional se impuso a México por 3-1 (25-12, 25-19, 17-25 y 25-15), avanzó a la próxima instancia y se mantiene en lo más alto del Grupo D, que se disputa en Reggio Calabria. Facundo Conte (23) fue el máximo anotador. Mañana, desde las 16, cerrará la primera fase ante Estados Unidos.


Por Fernando Pecorelle


El seleccionado argentino sumó hoy su segunda victoria en el Mundial de Voley que se disputa en Italia al superar al representativo de México por 3-1, en un encuentro correspondiente al Grupo D, que se desarrolla en Reggio Calabria.

Después del buen triunfo frente a Venezuela, en el debut, la principal consigna del joven equipo conducido por Javier Weber era no relajarse: cuando concretó el objetivo fue muy superior a su rival y cuando se desconcentró la pasó mal. En definitiva, se impuso por 25-12, 25-19, 17-25 y 25-15, luego de una hora y 34 minutos.

En el bloqueo, Argentina tuvo el arma que le permitió quedarse con el parcial inicial con comodidad. Se fue al primer tiempo técnico abajo (7-8), pero luego encadenó cuatro puntos consecutivos para comenzar a establecer una diferencia indescontable para los aztecas. En el segundo set, de la mano del contraataque y con escasos errores no forzados, sacó una buena ventaja en el arranque (6-1) y la supo administrar ante un equipo que sufría demasiado en recepción.

Lo peor se mostró en el tercero. Weber necesitó pedir el tiempo muerto cuando estaban 0-4, luego del mismo continuaron los errores y el marcador llegó a un impensado 0-8, la diferencia aumentó a nueve (1-10) y, más allá de una pequeña reacción en el final, el duelo se fue al cuarto.

El comienzo del último parcial fue parejo y los mexicanos llegaron arriba al tiempo técnico por 8-7. A partir de ahí, el representativo nacional metió un parcial de cinco puntos consecutivos, puso las cosas en su debido lugar y se terminó quedando con la victoria. Argentina suma seis unidades, es líder del Grupo D y mañana, desde las 16 de nuestro país, cerrará esta etapa del torneo ante Estados Unidos. El primer objetivo, pasar a la segunda fase, ya está cumplido.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Favorito campeón


El máximo candidato cumplió con los pronósticos, derrotó al local por 81-64 y levantó la corona en un Mundial después de 16 años de sequía. Durant fue la gran figura con 28 puntos y 5 rebotes.


Por Fernando Pecorelle


La Selección de Estados Unidos se adjudicó la medalla de oro del Mundial de Turquía, 16 años después de su última llegada a lo más alto del podio, al vencer en la final a los anfitriones por 81-64, tras un partido que siempre tuvieron controlado.

El gran favorito se tomó la definición con seriedad desde el inicio. Por eso Durant lo jugó con todo y consiguió la mitad de los puntos de su equipo en los primeros 20 minutos, dando una nueva lección magistral de clase y efectividad, con 5 de 9 triples.

Pero los locales también salieron a dejar todo para dar el golpe. A los seis minutos desató la locura de su gente cuando se colocó 15-14 y cuando estuvo 17-14. También ayudó la defensa en zona que ya prácticamente no abandonarían a lo largo del partido.

Sin embargo, Estados Unidos, herido en su amor propio, agudizó la defensa y no le permitió a su rival marcar en el resto del cuarto. Así, se fue arriba al primera descanso por 22-17. En el segundo periodo hubo más de lo mismo. Entrega local y control por parte de los visitantes, que culminaron el segundo periodo con ventaja de 10 (42-32).

Durant siguió con su clase, colocación, defensa, elasticidad y elegancia, características que lo transformaron en el mejor del partido con 28 puntos y cinco rebotes. El marcador siguió reflejando la diferencia entre los dos equipos: 50-32, a los 23 minutos. Turquía intentó defender cuerpo a cuerpo, pero jamás logró poner en aprietos a los norteamericanos.

El resto del encuentro estuvo de relleno y los tucos se acercaron únicamente cuando la visita sacó el pie del acelerador debido al holgado marcador. Con el cierre del partido, los locales recibieron el cálido aplauso de sus hinchas, consecuencia del excelente torneo realizado. Estados Unidos era el gran candidato y cumplió, 16 años después.

Los tenemos de hijos


En el encuentro por el quinto puesto, el seleccionado nacional se impuso a España por 86-81 y, de esta manera, cortó una racha de 16 años sin poder ganarle a los ibéricos. Carlos Delfino (27) fue el goleador del equipo.

Por Fernando Pecorelle


El seleccionado argentino de básquetbol finalizó su participación en el Mundial de Turquía y consiguió despedirse con una muy buena victoria, frente a España, en el encuentro que definió el quinto puesto de la competencia.

El representativo nacional fue muy superior a España durante los dos primeros cuartos y medio, llegó a sacar una ventaja de 25 puntos (59-34) con una gran efectividad en lanzamientos de tres pero un muy mal pasaje en el tercer período le permitió recuperarse a su rival. El cierre fue muy parejo y. en definitiva, el 86-81 permitió cortar una racha de 16 años sin poder ganarles a los europeos.

Carlos Delfino (goleador del equipo nacional con 27 puntos) cargó con la ofensiva durante la primera etapa del juego, Luis Scola (22 y 11 rebotes) apareció en el arranque del cuarto parcial y Pablo Prigioni (17 y siete asistencias), con un triple a falta de 15 segundos, terminó de liquidar el partido. El máximo anotador del juego fue Rudy Fernández (31).

Argentina se llevó el primer cuarto por 23-16, en el descanso la diferencia ya era de 49-32 y antes del arranque de los últimos 10 minutos el resultado era un ajustado e impensado 65-62. España llegó a igualarlo en 80 cuando faltaban 120 segundos, pero en el cierre apareció la mano fría del base del equipo conducido por Sergio Hernández para darle la última alegría a nuestro compatriotas.

Chapa de campeonas


El equipo dirigido por Retegui le ganó por 3-1 a Holanda en la final en Rosario y logró el segundo título ecuménico en la historia, ocho años después de la hazaña en Perth. Rebecchi (2) y Barrionuevo hicieron los tantos argentinos, mientras que el descuento lo señaló Poumen.


Por Fernando Pecorelle

Las Leonas derrotaron por 3-1 a Holanda en la final y conquistaron de manera invicta el Mundial de hockey sobre césped de Rosario, el segundo título ecuménico en la historia del país en este deporte. Ocho años después del logro en Perth, el equipo nacional alimentó su leyenda con una notable campaña y desató el festejo albiceleste.

La táctica del elenco argentino fue avasallar a su rival en el arranque para hacerle sentir el rigor. Y el plan dio notables éxitos. A los 3 minutos, Carla Rebecchi abrió el marcador tras una gran jugada de la cordobesa Soledad García por izquierda. Y cuatro minutos más tarde, Noel Barrionuevo desenfundó su potente remate en un córner corto y amplió la ventaja.

Holanda, que tiene el récord de seis mundiales ganados y era el campeón defensor, descontó a los ocho minutos por intermedio de Maartje Poumer, tras un córner corto. Pero Argentina volvió a demostrar su fiereza a los 19, cuando Rebecchi empujó la bocha hacia dentro del arco luego de una serie de rebotes. Ese golpe fue demasiado para las europeas.

A 10 años de ser bautizadas, las Leonas se regalaron un título más para su nutrida vitrina y dejaron en claro que el proceso de recambio se realizó sin dejar de ganar. De la mano de una brillante Luciana Aymar y un equipo que la respaldó en todo momento, Argentina se subió a lo más alto del podio y respira ese aire de gloria que merece. En el horizonte, ya se vislumbran los Juegos Olímpicos de Londres.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Es un falcon azulgrana


El Ciclón ganó 2-1 en la Bombonera con goles de Balsas (ST 6m) y Menseguez (ST 42m) y se metió en la pelea por el campeonato. Palermo (ST 49m) descontó para el Xeneize, que jugó mal y sufrió la expulsión de Medel.


Por Fernando Pecorelle

En un clásico de bajo vuelo futbolístico, San Lorenzo fue más que Boca, se impuso 2-1 en la Bombonera y se metió en la pelea por el torneo Apertura. El equipo de Ramón Díaz ganó por actitud y ambición y llegó a 11 puntos, mientras que el conjunto de Borghi volvió a jugar mal, se estancó en cuatro unidades y empezó a despedirse de la pelea por el título cuando se llevan disputadas cinco fechas.

El primer tiempo que protagonizaron Boca y San Lorenzo, dos equipos grandes y aspirantes al título, fue horrible. El Ciclón fue un poco más prolijo con la pelota y cruzó la mitad de la cancha con algunas ideas, aunque se nubló totalmente a la hora de definir las jugadas. Romagnoli pidió todas las pelotas e intentó conducir los ataques, sin embargo, careció de velocidad y de acompañantes para culminar las maniobras.

Si lo del conjunto de Ramón Díaz fue muy limitado, lo del combinado de Borghi fue intrascendente. Boca se olvidó todo lo bueno que había mostrado contra Vélez y repitió la imagen que había dejado en los encuentros ante Racing y All Boys, sin alma y sin rebeldía. Perdió todo los rebotes, abusó de los pelotazos, cometió muchas faltas y sufrió la expulsión de Medel a los 40 minutos.

Las únicas dos chances claras las tuvo la visita y llegaron desde un tiro de esquina lanzado por Romagnoli. Bottinelli metió un cabezazo al lado del palo izquierdo y Benítez, tras capturar un rebote en el área, pateó por arriba del travesaño. El local no generó ni una ocasión de peligro en la primera parte, por lo que Albil fue un espectador de lujo.

En el complemento, el partido levantó un poco. No mucho, pero bastó para que llegaran las emociones a la Bombonera. Al minuto, Viatri cabeceó muy bien en el área y la pelota dio en el travesaño. A los seis, San Lorenzo no perdonó: Bottinelli recibió un envío pasado, tiró el centro desde la izquierda y Balsas clavó un testazo que venció las manos de Lucchetti, pegó en el poste derecho e infló la red.

Borghi no demoró los cambios y mandó a la cancha a Escudero y Mouche para tratar de modificar la pálida imagen. Y por unos minutos lo consiguió, ya que Boca se hizo dueño del balón, aceleró el traslado y acorraló a su rival con centros. A los 18 minutos casi iguala con un cabezazo de Palermo que Luna, quien había ingresado unos segundos antes, interceptó en la línea.

El Ciclón, pese a tener superioridad numérica, le cedió la iniciativa al Xeneize y apostó al contragolpe. Sólo sufrió sobre el final, con un cabezazo de Caruzzo que tapó Albil. De lo que podía haber sido el empate de Boca llegó el segundo tanto de San Lorenzo, porque a los 42 minutos Araujo perdió la pelota en campo contrario, Balsas le ganó en velocidad a Clemente Rodríguez y habilitó a Menseguez, quien desde la puerta del área acomodó la pelota contra el palo izquierdo. En la última bola del encuentro, Albil quiso bajar un centro con una mano, no lo logró y Palermo aprovechó el regalo. El Loco cortó la sequía, pero sólo decoró un resultado.

Barrilete cósmico


El seleccionado argentino se impuso por 2-0 sobre las asiáticas y se aseguraron un lugar entre los cuatro mejores del certamen que se disputa en Rosario. Barrionuevo abrió el marcador tras un córner corto y Aymar selló el triunfo con un golazo.


Por Fernando Pecorelle

Las Leonas vencieron por 2-0 a China, cosecharon su cuarto triunfo en igual cantidad de presentaciones y se clasificaron a las semifinales del Mundial de hockey sobre césped que se disputa en Rosario. El próximo obstáculo será Inglaterra el lunes y las argentinas se quedarán con el primer puesto del Grupo B hasta con un empate.

El conjunto nacional se topó con un rival meticuloso cuyo objetivo central fue rodear y ahogar al talento de Luciana Aymar. Con una aceitada presión en el mediocampo, las chinas arrancaron mejor y tuvieron la gran chance a los nueve minutos, pero Fu Baorong no llegó por centímetros a conectar la bocha para abrir el marcador.

Luego de ese llamado de atención, las Leonas martillaron entre los 15 y los 20 con cinco córners cortos consecutivos. En el último, la arquera Li Dongxiao le atajó un potente tiro a Noel Barrionuevo. La siguiente embestida nacional llegó a los 25, cuando Alejandra Gulla tomó un rebote en la marca y, de frente al arco, sacó un disparo muy alto.

La resistencia china se quebró a los 15 del segundo tiempo, cuando Barrionuevo definió un córner corto con un tremendo remate que hasta penetró la red. El gol debió ser convalidado por el video ref debido a la velocidad que alcanzó la pelota. Y a los 26 llegó el segundo: Aymar explicó en una jugada notable por qué es la mejor jugadora del planeta.

A partir de allí, todo fue un trámite y el protagonismo se trasladó hacia las tribunas, donde la gente recompensó el esfuerzo con aplausos. Las Leonas siguen su marcha triunfal y agigantan la ilusión de repetir la hazaña del Mundial de 2002.